APRENDER CHINO MANDARIN con PinYin Tonos y fonética

APRENDER CHINO MANDARIN

 

Aprender CHINO MANDARIN desde CERO con vocabulario, fonética, PinYin, gramática, tonos, y nociones fundamentales e interesantes sobre la cultura china.

 

ÍNDICE DE CLASES DE CHINO MANDARIN

 

 

RECOPILACIÓN DE CLASES (PRÓXIMAMENTE PRUEBAS Y EJERCICIOS BASADOS EN ESTOS VIDEOS)

 

 

CON QUIÉN APRENDER CHINO MANDARIN

 

Éste es un idioma que no es necesariamente difícil. Sin embargo, contiene una dimensión lingüística más que las demás lenguas a las que estamos acostumbrados. Por eso, para aprender chino  mandarin es importante contar con la tutela de alguien que haya conocido la cultura desde adentro, y que además esté bien familiarizado con el idioma nativo del estudiante, para saber cómo evitarle caer en las trampas típicas del aprendizaje.

Como ya sabrán todos aquéllos que me conocen por seguir mis otros cursos online (Curso de inglés para hispanohablantes, Curso de Alemán para hispanohablantes, y Curso de Castellano para angloparlantes), viví dos años y medio en China. Fue una de las mejores épocas de mi vida. Entre las muchas ganancias que me brindó esa experiencia, aprendí la lengua local, que es el chino mandarin.

Además de ser un idioma fascinante, está envuelto en un misterioso manto de mitos. Y muchos de ellos son falsos. Así que en este curso aprovecharé, también, para des-mitificar algunas ideas un poco absurdas, y compartir otras nociones menos conocidas, pero muy interesantes.

Para aprender chino mandarin es fundamental comenzar con lo que llamamos el PinYin. Y para esto deben empezar desde el principio, con las primeras clases de mi curso. Las nociones básicas de fonética y pronunciación que allí les explicaré será la base en la cual apoyaremos todo lo que seguirá a continuación.




POR QUÉ APRENDER CHINO MANDARÍN

 

La lógica y la estructura lingüística del chino mandarin es tan diferente a lo que estamos habituados, que requiere poner en uso diferentes regiones del cerebro para aprenderlo. Y esto, a su vez, favorecerá la creación y conexión de nuevas redes neuronales en la corteza cerebral. Hace varios años leí un artículo científico en una revista científica llamada MUY INTERESANTE, que revelaba que una investigación de una universidad inglesa había descubierto que el riesgo de contraer el Mal de Alzheimer era mucho más bajo en personas que habían aprendido más de un idioma desde niños. Yo creo que combinar español con mandarín estimularía una conexión neuronal realmente interesante!

Hace muchos años que leí ese artículo y no lo tengo a mano. Pero acá les dejo otro resultado similar publicado por la reconocida revista National Geographic, que también habla de cómo hablar más de un idioma ayuda a prevenir el Alzheimer y reducir significativamente los efectos del envejecimiento en el cerebrohttp://www.nationalgeographic.es/ciencia/para-evitar-el-alzheimer-aprender-un-idioma

 

POR QUÉ APRENDER CHINO MANDARIN ES DIFÍCIL

 

El chino mandarín tiene una dimensión más que las lenguas occidentales que conocemos. Esta dimensión adicional es lo que llamamos “los tonos del chino mandarin“. Significa que cada sílaba puede pronunciarse usando 4 o 5 (si contamos el neutro) tonos distintos. Y cada una de estas diferentes entonaciones podrá dar un significado diferente a esa sílaba. Y como cada sílaba representa una idea o concepto, esto puede alterar completamente el sentido de la comunicación.

Además, al carecer de un alfabeto ordenado, es más difícil practicarlo leyendo y escribiendo textos fáciles con los ideogramas propios. Considérese que el chino mandarin contiene aproximadamente 8000 ideogramas diferentes. Y es casi imposible que un estudiante los aprenda y domine todos. Además, no hay un orden de precedencia entre ellos, como es el caso de las letras de un alfabeto.

Por eso, a mediados del siglo XX Zhou YouGuang creo el lenguaje fonético llamado PinYin. Este lenguaje fonético permite transcribir el chino mandarin usando letras del alfabeto greco-romano, y usando además signos propios para indicar el tono apropiado.

 

POR QUÉ APRENDER CHINO MANDARIN PUEDE SER FÁCIL

 

Porque a pesar de los obstáculos referidos recién, la gramática del chino mandarin es extremadamente simple. Los verbos no se conjugan o declinan. Y no hay múltiples artículos como en el alemán, por ejemplo. Además, la mayoría de las palabras se componen de una o dos sílabas; con pocas excepciones de palabras de tres sílabas. Y esto facilita la memorización de las mismas. Por eso, aquellos estudiantes que a veces se frustran con las larguísimas palabras encadenadas del alemán sentirán que el chino mandarin es más fácil de memorizar en este sentido.

 

POR QUÉ APRENDER CHINO MANDARIN PUEDE SER FASCINANTE

 

Además de la innegable relevancia que tiene este idioma en el mundo, el chino mandarin es una de las lenguas conocidas y vivas más antiguas que existen. Y si dejamos de lado creencias religiosas para basarnos más en evidencia científica, quizás sea la más antigua de todas.

Pero además, el chino mandarin es un idioma conceptual. Esto significa que cada unidad lingüística no es un mero sonido, como es el caso de las lenguas occidentales conocidas. Para los idiomas que usan un alfabeto la menor unidad idiomática es una letra, que a su vez equivale a un sonido.

En cambio, el chino mandarin se basa en ideogramas. Cada ideograma representa una idea o concepto propio. E, interesantemente, su representación escrita incluye esa representación en sus trazos. Por eso, cuando hablamos chino mandarin, estamos encadenando ideas y conceptos en cada sílaba. No meramente sonidos. Y esto abre un espectro de creatividad diferente, activando áreas completamente distintas en el hemisferio derecho (creativo) del cerebro.

La estructura de cada idioma es determinante para la forma como razonan sus pueblos hablantes. Por eso China ha sido desde siempre una cuna tan fértil de poesía y de trascendentalismo.

Bueno… ¡Suficiente de nociones abstractas! Ahora: ¡¡¡Manos a la obra!!!